viernes, 19 de julio de 2024

EL CLUB JAIME OÑATE

PARTICIPA EN EL XI ENCUENTRO 

DE INTERESCUELAS DE PELOTA A MANO

Cuatro jugadoras y tres jugadoras disputarán el Interescuelas en Barcelona, 
los días 21 y 22 de julio

Más de 140 jugadoras y jugadores de pelota a mano de un total de 15 escuelas disputarán este fin de semana, en Barcelona, el XI Interescuelas de Pelota a Mano.

Por primera vez el Club Jaime Oñate participará en este encuentro en el que se reúnen clubes de Navarra, País Vasco, La Rioja, Aragón, Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla y León.

En total, cuatro jugadoras y tres jugadores, se desplazarán hasta Barcelona para jugar el 20 y 21 de julio este bonito torneo.

. En la categoría benjamín, Fátima Fernández y Ruy Castillo formarán pareja.

. En categoría alevín, Raúl Peque jugará junto al soriano Adrián, mientras que Fabián Merino ha sido emparejado con el catalán Biel.

. Por último, en categoría femenina, Miriam Fernández y Raquel Peque formarán pareja en el Grupo C, mientras que Micaela Castillo junto a la navarra Amaia están enclavadas en el Grupo A.

Los partidos de fase de grupos se disputarán el 20 de julio en un total de cinco frontones, debido al alto número de participantes, distribuidos por la capital barcelonesa. Y el domingo 21 de julio se jugarán las finales de las diferentes categorías en juego.




jueves, 18 de julio de 2024

TOLDOS MULTICOLORES EN LA CALLE

EL TOLDO DE LA CALLE FUENTE DEL CAÑO

En los primeros días del mes de julio actual llamó poderosamente la atención de todos los vecinos de Pedrajas la instalación de un gran toldo multicolor en lo alto de la calle Fuente del Caño, en la parte comprendida entre la Ronda de Santa Ana y el inicio de la calle Río Duero. 

Los objetivos de esta iniciativa son múltiples. En primer lugar, en estos días plenamente veraniegos, aportar sombra y cierto frescor a una calle tan concurrida de nuestro casco antiguo. A la vez, embellecer el sitio, llenando de color el cielo que lo cubre. A estas finalidades, se unía el recuperar la afición a una labor tradicional como es el punto de ganchillo, realizado con lana e hilo. También ser un trabajo de carácter comunitario entre mujeres de diferentes generaciones, de edades comprendidas entre los cincuenta y noventa y muchos años.

Nos cuenta Beatriz de la Torre, responsable del Centro de Día de Pedrajas, que fue Ana María González Herrero, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pedrajas, quien le comentó, a finales del pasado verano, la posibilidad de llevar a cabo esta actividad con las mujeres mayores de nuestro pueblo. Además, María José Arranz Pérez donaba cajas de hilos de su taller textil para iniciar la actividad. Les pareció bien a todas y decidieron ponerse manos a la obra, comenzando por la elección de la calle más adecuada, de unas dimensiones no muy grandes, porque tampoco sabíamos cuánta gente se sumaría al proyecto.

Hacían falta lana, hilo y agujas. Y así volvieron a salir a la luz madejas y ovillos caídos en el olvido dentro de las casas, que fueron destinados a tan singular empresa. Nada se tira, así, por las buenas, todo puede tener un primer o segundo uso, aunque cuente ya con unos años. También se deshicieron algunas prendas para aprovechar su lana en la confección de los toldos. Reutilizar es la palabra que define esta tendencia. 

Estando ya en marcha el proyecto, durante el periodo vacacional navideño de 2023, se realizó un taller intergeneracional de ganchillo, con la idea de compartir las mujeres participantes esta labor con sus nietos y nietas, y, además, con el objetivo de que alguna persona más se uniera a esta iniciativa.

En este cometido ha sido fundamental la aportación de las mujeres del Aula Pinariega, que aparte de pintar los dibujos y mandalas, han deshecho diferentes prendas y madejas nuevas para convertirlas en ovillos más pequeños, facilitando así el trabajo de las ganchilleras.

Al mismo tiempo, el interés por el tema hizo que recobrasen su valor auténticas obras de arte realizadas en ganchillo por las mujeres mayores de Pedrajas, por ejemplo, colchas para las camas, paños decorativos, etc. Como se necesitaba mucha lana, hilo y otros materiales se compraron, eligiendo, siempre que fuera posible, establecimientos del pueblo. Lo que hoy se denomina comercio de cercanía. Estos productos, así como la instalación de los toldos ha corrido por cuenta de nuestro Ayuntamiento.

Con los materiales que la gente llevó de sus casas y con los que fue necesario comprar, las mujeres artesanas, colaborando entre sí, comenzaron a tejer, con la técnica del ganchillo, paños multicolores de forma rectangular, que cosidos unos con otros y combinados con dibujos de mandalas sobre papel, formaron el toldo que cubre el cielo de la calle Fuente del Caño. Una labor eminentemente creativa, al gusto de cada una de las artífices. De colorear las mandalas se encargaron las mujeres del Aula Pinariega del Centro de Día, con gran experiencia en dicho arte. 

Conviene resaltar que estas actividades −el ganchillo y el coloreado de mandalas en papel− requieren mucha dedicación, mucho tiempo: te picas, te picas y acaban enganchando a quienes se dedican a ellas. Y no todas las personas pueden seguir practicándolas, pues la artrosis y otras dolencias acaban imponiéndose.

También hemos visto adornados con labores de ganchillo los troncos de unos árboles situados a la entrada lateral del Centro de Día y en los balcones del edificio.

LAS ARTESANAS

África Román Sanz
Ana Salamanca Sanz
Angelines Capilla Pérez
Angelines Sanz Santos
Beatriz de la Torre González
Candelas Martín García
Conchita Sanz Muñoz
Feli Sanz Martín
Inés Lozano Morejón
Inma Sanz Pérez
Juani Calvo Álvarez
Luci Merino Calvo
María del Carmen Martín Caballero
María Teresa del Ser
Pepi Manjarrés
Pilar Sanz Capellán
Pili Sanz Muñoz
Pili Martín García
Tere Capa Pascual
Pilar Mate Muñoz
Verónica Sanz Santos

[Confiamos en que no nos habremos olvidado de nadie. Si así fuera, pedimos disculpas anticipadas y os rogamos que nos lo hagáis saber para incluiros en la lista]

LAS MUJERES DEL AULA PINARIEGA

África Román
Alejandra Fernández
Begoña Pérez
Celia Mate
Elena López
Esther Romo
Francisca de la Calle
Leonor Morejón
Lucía Domínguez
María Jesús Martín
Maribel Martín 
Pilar García
Rosario Domínguez
Serafina Corchero 
Severina Marcos
Teresa García
Vene Merlo

EL TOLDO DE LA PLAZA MAYOR

La pasada semana se instaló otro toldo en el cielo de la Plaza Mayor, enfrente de la Casa Consistorial. A ganchillo o crochet tejido con hilo se han decorado ciento diez mandalas, diseñadas, elaboradas y montadas en aros por Luci Merino Calvo y Ana Salamanca Sanz. También han aportado su granito de arena Inma Sanz Pérez y Mari Carmen Martín Caballero, una vez acabado el toldo de la calle Fuente del Caño.

De uno y otro toldo, de su colorido y vistosidad, podemos disfrutar todos los vecinos del pueblo y visitantes, agradeciendo el gran esfuerzo y dedicación de las mujeres que han contribuido a su realización, así como el apoyo institucional por parte del Ayuntamiento de Pedrajas y del Centro de Día por medio de su Aula Pinariega, con sus respectivos representantes.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

CALLE DE LA FUENTE DEL CAÑO














PLAZA MAYOR








CENTRO DE DÍA










miércoles, 17 de julio de 2024

CONCURSO DEL CARTEL DE LAS FIESTAS DE SAN AGUSTÍN

BASES DEL CONCURSO 

DEL 

CARTEL DE LAS FIESTAS DE SAN AGUSTÍN 

• El objetivo del CONCURSO es la realización del cartel anunciador de las FIESTAS PATRONALES DE SAN AGUSTÍN 2024. 

• Podrán participar todas aquellas personas que lo deseen, con un máximo de 1 obra por autor, con la única condición de que sean trabajos originales e inéditos, y no supongan copia o plagio de obras publicadas, propias o de otros artistas, así como de carteles, pinturas, etc... publicadas de cualquier otra forma. 

• Los trabajos se realizarán en formato digital (BMP, GIF, JPG, TIF, PNG o PDF) resolución alta y formato vertical. Se presentarán en tamaño A3 y en soporte rígido (papel, chapa de madera, panel, cartón pluma). Al estar realizado con medios informáticos, debe adjuntarse copia del mismo en formato digital. 

• Será obligatorio la inclusión de la Leyenda “Fiestas de San Agustín, Pedrajas de San Esteban, del 28 de agosto al 1 de septiembre de 2024”. 

• También, será obligatorio dejar dos espacios concretos e indicados, para incluir el escudo de Pedrajas de San Esteban y el logo “Piñón de España”. Una vez seleccionado el trabajo, ambos logos serán facilitados por el Ayuntamiento.

• No se admitirá ninguna obra que vaya firmada por el autor. En el momento de la entrega o recepción se deberá presentar un sobre en el que, en su interior, figuren los datos personales del mismo. 

• Las obras podrán entregarse en mano en el Centro de Cultura o ser enviadas por correo o transporte (los costes correrán por cuenta del remitente) a la siguiente dirección: Centro de Cultura “Eloy Arribas”, C/ Pinar nº 1, C.P: 47430, Pedrajas de San Esteban, antes de las 14:00h del lunes, 29 de julio de 2024. 

El Ayuntamiento no se responsabilizará del extravío, posibles desperfectos ni de la devolución de las obras, una vez concluido el concurso. 

• En la valoración de las obras presentadas, se tendrán en cuenta: la calidad técnica, originalidad, creatividad, impacto visual, así como la relación del cartel con la temática (Fiestas de Pedrajas) propuesta en las presentes bases. 

PREMIOS

• Se otorgará un único premio de 200€. El cartel ganador será la portada del programa oficial de las fiestas de “San Agustín” 2024. 

• El fallo del jurado será inapelable. Si así lo estima el mismo, el concurso podrá declararse desierto, o concederse un accésit y menciones especiales. 

• El autor/a de la obra ganadora cederá ésta, con todos los derechos de reproducción y copia, para la utilización que este Ayuntamiento considere oportuna y no podrá en ningún momento difundirla por su propia cuenta, sin previa autorización. 

• Los participantes, en el plazo de treinta días, deberán hacerse cargo de su retirada. Transcurrido ese período, en ningún caso la organización se hará responsable de dichas obras. 

• La participación en este Concurso supone la aceptación de estas Bases. 

***

Para más información pueden ponerse en contacto con el Área de Cultura, 

a través de los teléfonos 983 605 005 - 983 625 013 

y de los siguientes correos: cultura@pedrajas.es   y conserjeriacultura@pedrajas.es


CINE AVENIDA

 PROGRAMACIÓN 17 - 23 JULIO



lunes, 15 de julio de 2024

UN SIGLO DE VIDA

ISABEL CALVO MOREJÓN (1924-2024)

Nací en Pedrajas de San Esteban, el día 8 de julio de 1924. De aquí eran también mis padres, Evaristo Calvo Herrero y Justa Morejón Diez. Él trabajaba en las tareas del campo, como obrero. Ella se dedicaba a las labores de la casa. Hemos sido ocho hermanos, yo la más pequeña de todos y la única que todavía vive. Se llamaban María, Félix, Mariano, Aurelio, Damián, Miguel y Lucía.  María, la mayor, yo nos llevábamos veinte años. Vivíamos en una casa pequeña que estaba situada en el cruce de la calle de la Era con la calle de Las Pozas.

Fui a la escuela siempre con doña Rosario. Era una maestra muy maja, que nos quería y nos enseñaba… y nosotros la dábamos algo de guerra. En la escuela aprendíamos un poco de costura. De chica, jugábamos en la calle, al escondelite, a las parrancas, a los alfileres, a las tabas o a la chirumba, golpeando con una paleta una pieza de madera que hacíamos saltar en el aire.

Luego no seguí estudiando, dejé la escuela y me puse a trabajar en las tierras como obrera, a ganar de comer, sembrando patatas y remolacha, escardando y quitando hierbas. Trabajé mucho para don Hilario, en una finca que tenía que llamaban La Dehesa. Nunca fui a arrancar garrobas o garbanzos. Espigar sí, a lo mejor iba y me cogía una morralilla de espigas, las traía a casa, las ponía al sol en el corral para que se secaran bien y estando bien calientes, las machacaba con unos mazos de madera para que soltasen el grano, que después echábamos a las gallinas para que lo comieran. Alguna vez salíamos al campo a por ajunjeras, que se comían crudas, bien tiernas, como ensalada, con aceite, vinagre y sal.

De mis amigas recuerdo a Escolástica Sanz, Sabina Pérez y María Merino, hija del señor Lorenzo, el Cañero, que murió siendo muy joven. Cuando tuvimos edad para ello, empezamos a ir al baile al salón de la tía Isidra, en la calle Real Nueva, con música de pianillo. Llevaba una vara debajo del mandil y no nos dejaba entrar cuando éramos más pequeñas.

En 1952 me casé en Valladolid con Fortunato Saturnino González González (Nino), un año mayor que yo. Antes había estado casado con Julia Sanz Andrés y se había quedado viudo. Nino era conocido en el pueblo como Tarrita, pero no sé por qué razón. Pertenecía a la familia de los Bartolos, con fama de graciosos. De joven trabajó en el secadero de achicoria de los Momoitio, situado cerca de las eras. 

Ya de casados, teníamos un huerto y en él nos dedicábamos a sembrar la hortaliza −cebollas, patatas, pimientos, tomates− que yo salía a vender por las calles de pueblo, con un cajón, un carrucho y una romana de pesar. Después compramos vacas de leche, que Nino ordeñaba a mano. Vendíamos la leche en casa, en la calle Hospital, donde hemos vivido. De vez en cuando criábamos un choto, que luego, ya de torete, vendíamos a la Eloísa, la de Capilla, para despacharlo en su carnicería. Una vez padecimos las fiebres de Malta los que trabajábamos con las vacas: Nino, Alfonso y yo.

Tuvimos también cuatro tierras y un cacho de majuelo en la ladera del monte, que vendimiábamos en familia, lo justo para comer unas uvas y hacer algo de vino. Para la labranza nos servíamos de una pareja de machos y un carro.

Llega el momento de hablar de los hijos. La primera fue una chica, Macarena. Luego, cuatro chicos: Alfonso, Saturnino, Mariano y José. Tengo siete nietos, llamados José Pablo, Gustavo, Noelia, Yésica, Daniel, Patricia y Lucas. También seis bisnietos: Michelle, Niko, Laia, Hugo, Triana y Carmen.

De joven no tenía ninguna afición en especial, era muy sosa. Recuerdo cuando vinieron a Pedrajas las mujeres de la Sección Femenina y nos enseñaron a tejer alfombras con hojas de maíz y a curtir las pieles de los conejos, entre otras cosas.

Pero ya de mayor he hecho mucho punto y mucho ganchillo. A cada uno de mis siete nietos les he regalado una manta de ganchillo tejida por mí. Fui al Aula de Cultura, donde pintaba figuras, huchas, un nacimiento, etc. Me gustaba hacer sopas de letras, hasta que empezó a fallar la vista y tuve que dejarlo. Los domingos por la tarde, en la calle, jugaba a las cartas con las vecinas del barrio.

En noviembre de 1989 murió Nino, mi marido. Hace ahora diez años, decidí entrar en la residencia Hogar Betania, aquí en Pedrajas, donde estoy contenta. Durante ocho meses, compartí habitación con mi hermana Lucía, algo que no hicimos de pequeñas porque ella se crio con una hermana de mi padre llamada Eustoquia y su marido, Cecilio Herrero, que tenían una taberna al lado del Ayuntamiento, donde luego estuvo el bar Correos.

Aunque me ha fallado la vista, he gozado de buena salud hasta hace poco tiempo, que he estado ingresada en el hospital de Medina una semana. De la cabeza, como se suele decir, me encuentro muy bien para la edad que tengo. Y hoy doy gracias a Dios por haber llegado a cumplir los cien años de vida.

IMÁGENES DE UNA VIDA

Mi madre, Justa Morejón Diez

Mi padre, Evaristo Calvo Herrero

De joven, el día de Sacedón

La foto de la boda

Nino, vestido de balilla

En la mili
De más mayor

Nino, Macarena y Alfonso, en la Plaza

La familia, en la primera comunión de Mariano y Jose

Mariano y Jose felicitando a su padre

Jose, recuerdo escolar

Jose y Mariano

En 1995, a la puerta de la iglesia, con 71 años

En el Manhattan, esperando a ser servida

Con mis bisnietos

Unos días antes de cumplir los 100 años













domingo, 14 de julio de 2024

UNA BUENA DECISIÓN

Esta mañana, a las siete y media, me he levantado a abrir el bar para que se airease bien y me he encontrado con la agradable sorpresa de ver a la puerta una torre de cinco sillas y una mesa al lado, con una pequeña nota escrita en un papel arrancado en un cuaderno expresando su arrepentimiento y pidiendo disculpas por las molestias causadas.

Me ha hecho tanta ilusión y tanta gracia el detalle del papel, con las palabras en él escritas, que quiero decirles a esos jóvenes que me alegro de que al final hayan reflexionado y tomado la mejor decisión: devolver lo que se habían llevado, pienso que sin mala intención. Cuando os haga falta algo, pedidlo, que si está en nuestra mano os lo daremos.

Vanessa
Cafetería Santy